lunes, 8 de octubre de 2007

Las palabras mágicas


Viajaba yo con mi esposa este sábado hacia la ciudad de Manta en un transporte público desde Portoviejo y nos topamos con algunos conocidos, entre ellos dos jóvenes que nos saludaron de lejos. Lamentablemente no encontramos asientos y tuvimos que ir durante todo el viaje de pie. Sinceramente esperaba que cualquiera de estos jóvenes que yo hasta entonces consideraba muy educados, se levantase y ofreciese el puesto a mi esposa, o por lo menos a una señora bastante mayor que se hallaba en nuestra misma situación. Ni lo uno ni lo otro. Ninguno de los dos "caballos", porque caballeros no eran, jamás hizo el más mínimo intento de despegar su maleducado trasero del puesto.

Y esto me pone a meditar. Si eso hicieron, o mejor dicho, dejaron de hacer dos jóvenes que parecían correctos, ¿cómo se comportará la juventud actual común y silvestre?. Parece que en los centros de eduación, llámese escuela o colegio, ya no enseñan ni los más mínimos modales ni normas de la más básica cortesía.

Pobres chicos, pues estos modales y palabras de cortesía, son palabras y actitudes mágicas que facilitan la existencia y hacen mucho más llevadera la vida. Recordemos que todo lo que nosotros damos, lo recibimos multiplicado. Si damos cortesía, modales, consideración, respeto y amor, lo recibiremos cuando lo necesitemos, aunque no lo querramos.

"Buenos días, por favor, tenga la bondad, podría Ud...., si fuera tan amable, sírvase, tome asiento por favor" son palabras mágicas que han desaparecido del vocabulario de los reggetoneritos de hoy.

Las chicas que viven en el piso de abajo de mi departamento aparentemente estudian en un excelente colegio, pero jamás me han dirigido un saludo, a pesar de que me las topo frente a frente y ya peino algunas canitas. Las estafaron. En mi colegio, pobre de nosotros si se nos olvidaba saludar al CONSERJE de la entrada, peor si no nos poníamos de pie cuando entraba una persona mayor al aula.

Si eres un joven y estás leyendo este blog, medita en estas palabras. Recuerda que lo cortés no quita lo valiente, ser amable no es "gay", ni te quita lo "cool", como tal vez te hayan querido meter en la cabeza tus amigos. Si usas estas palabras y actitudes en tu día a día verás como se facilita tu mundo y te rodearás siempre de gente que te estima y te aprecia de veras.

3 comentarios:

  1. Al parecer esas buenas costumbres ahora solo se las enseñan en el hograr, y en algunas instituciones educativas no gubernamentales; y de las costumbres homos voy a tener que publicar algo, porque (aunque parezca moda) veo esos pantalones bajo la cintura como otro triunfo gay.

    ResponderEliminar
  2. Srs: buenos dìas al abrir esta pàgina deseo escribir mis comentarios con mucho cariño y respeto es sierto que la mayorìa de nuestra juventud va perdiendo poco pocola cortesìa de la personalidad en nuestos hogares debido a la poca iniciativa de nuestros padres y de nuestros profesores les pido por fabor, especialmente a las personas que estan pròximo a tener hijos tomen la iniciatiba de este comportamiento màgico como una costumbre soy nereo valles.

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla que alguien tomara la batuta y siguiera con este tema de las Palabras Mágicas!!! Siempre que puedo las promuevo con mis pacientes, no solo niños, sino tambien jovenes y adultos. Increiblemente pocas personas las practican, tenemos que mejorar esto, recordar que "Estas Palabras Magicas nos abren todas las puertas a un mundo mejor"
    Yvonne Castro Diaz-Psicóloga

    ResponderEliminar